Oda al Mar

En esta nueva cita, queridos amigos lectores, los dejo con una oda al elemento que nos caracteriza como departamento, el agua. Y por ello, una oda a las olas de vida que nos deja el mar; que es más un componente de nuestra existencia.
Oda al MarQuién no ha visto la necesidad de confesarle algo a quién guarda tanto silencio, y a la vez, nos baña con su propio susurro. Por eso, un homenaje a nuestras costas, que tan bonitas nos regalan su divinidad Como si faltasen, reflejos, ecos, Narcisos, niños en tu orilla Respiro tu vida sólo al verte, si me quitan la calidad de usufructuario; Rodeando al desierto vertical, a los armazones, hacinamiento, habitación; eres alivio de las espaldas, de la frente y del cuerpo, de la sal, que en la mesa no se pasa, el mar es mi casa, la bandera sin nacionalidad frontera del cielo liso, simetrías frescas, Azul de nube, aceite del paraíso Como si faltasen simetrías, pasa la vida, rodeando la orilla, del cuerpo sin hacinamiento; ecos del cielo, nacionalidad sin frontera; armazones de mi Desierto: espaldas de lisos reflejos, eres mar, aceite azul, es alivio de nube, del usufructuario; al verte, respiro paraíso; niños en casa: mi habitación sin la sal, mi Narciso sin bandera Como no saber que eres alma De las aguas, del movimiento, vida tras vida gotas rugientes, hija del viento, sólida cresta si me piden un poco de ti que lleven mi llanto, mi enfermo recuerdo, los pasos, en la vera de tu patio, si ya somos uno de tanto verte, ha nacido mi corazón de madre carne y de mar zafiro Como mi llanto, rugiente recuerdo , nacido de ti, agua de vida, gota de mi corazón, movimiento enfermo nacido de verte; en tu patio, en la vera de tu carne, ya somos uno, como madre, hija, como sólido viento y sus pasos, vida en la carne, un poco de ti me pide.
por Apuntavamos.com

Links Relacionados