Edificios adaptables

El crecimiento y la transformación de las urbes pasa por utilizar principios más dinámicos. Las nuevas teorías se basan en que el diseño de elementos urbanos y arquitectónicos debe ser más flexible
Edificios adaptablesNuestra civilización basada en la tecnología ha ampliado su capacidad de creación de riqueza hasta el punto de convertirse en su propia barrera. Finalmente, nos vemos obligados a admitir la finitud de nuestro planeta. Nuestro mundo se ha encogido hasta convertirse en esta "nave espacial llamada planeta Tierra" única, frágil y compartida. Ahora, toda nueva empresa debe incluir una reflexión adicional sobre sus posibles consecuencias ecológicas. Las ciudades son un conducto fundamental de nuestro consumo mundial de energía, aire y agua. Los edificios consumen energía y contaminan durante su ciclo de vida (así como durante su fabricación y construcción). La sostenibilidad ecológica de nuestra civilización depende de nuestra capacidad para encontrar formas más inteligentes de aprovechar y utilizar los recursos finitos de nuestro entorno natural. Esta necesidad supone una nueva limitación para el diseño de nuestro entorno construido, no solo en relación con la nueva tecnología y las soluciones de ingeniería innovadoras, sino también en cuanto al orden arquitectónico y la expresión estilística. La tarea consiste en crear ciudades que se adapten de manera sostenible al entorno natural sin detener el desarrollo cada vez mayor de nuestra civilización. El avance cultural tiene que continuar. Esto no es solo un fin en sí mismo, sino una necesidad para nuestra supervivencia prolongada en la nave Tierra. La constante innovación tecnológica es una condición previa para nuestra capacidad de determinar nuestra sostenibilidad ecológica continuada. Por tanto, el endurecimiento de las restricciones ecológicas que nos imponemos a nosotros mismos a la hora de diseñar las ciudades no debe limitar la vitalidad y productividad de los procesos vitales que albergan. Las ciudades deben seguir ofreciendo unas condiciones de vida que favorezcan el trabajo innovador. Antes de que podamos abordar de lleno la cuestión de cómo optimizar nuestras ciudades desde el punto de vista de la ingeniería medioambiental, debemos responder primero a la pregunta de qué patrones y arquitectura urbanos tendrán más posibilidades de vitalizar y potenciar la vida productiva y los procesos de comunicación de los que depende todo lo demás. Esta pregunta guarda relación con la competencia fundamental y la función social imperecederas de la arquitectura, es decir, ordenar y enmarcar la comunicación social mediante el diseño innovador o adaptable del entorno construido. La comunicación social requiere instituciones y las instituciones requieren marcos arquitectónicos. Las instituciones y los patrones de comunicación habituales de la sociedad han experimentado cambios trascendentales durante los últimos 30 años. La comunicación social se ha dinamizado, diferenciado e intensificado. Los estáticos principios organizativos de la "sociedad de masas fordista" (bautizada así por la producción industrial en masa de Henry Ford) -separación, especialización y repetición en masa- han sido sustituidos por los principios dinámicos de la autoorganización de la sociedad en red posfordista: variación, especialización flexible e interconexión. Como consecuencia, el urbanismo (la zonificación) y la arquitectura (la monotonía serial) modernistas han experimentado una crisis mortal. Las crisis ecológicas, socioeconómicas y urbanas de los años setenta pusieron de manifiesto las limitaciones inherentes a los modelos lineales de expansión característicos del fordismo. La pertinente respuesta teórica se desarrolló en forma de analítica de la teoría de la complejidad y sistemas autorreguladores simuladores que iban desde mecanismos simples de retroalimentación mediante organismos hasta ecosistemas capaces de evolucionar. Los mismos recursos teóricos y técnicas informáticas que permiten a los meteorólogos reconstruir y predecir los sistemas meteorológicos mundiales y a los científicos especular sobre el clima cambiante de la Tierra están al alcance de los urbanist
por Apuntavamos.com

Links Relacionados





Fotos